Tipos de narradores hay a montones. Tienes por aquí una entrada sobre los tipos de narrador más habituales, pero para el artículo de hoy debes tener clara la diferencia entre un narrador externo y uno interno. El primero no forma parte de la historia, mientras que el segundo es uno de los personajes, protagonistas o no, que aparecen en ella. Para crear un narrador poco fiable, necesitarás un narrador interno al que le darás su voz y, lo más interesante de todo, su intención.

1. ¿Qué es un narrador poco fiable?

Este narrador se llama poco fiable, sospechoso o falible porque mentirá y manipulará la historia según sus propios intereses. Aunque lo más habitual es encontrarlo en primera persona, se puede trabajar perfectamente en segunda o en tercera.

Esta manipulación del narrador puede vislumbrarse al inicio; por ejemplo, puede empezar la historia con el narrador reclamando algo ilógico o formar parte todo el texto del alegato de un abogado defensor de alguien claramente culpable. O, en cambio, podemos ir más allá y engañar a nuestros lectores de principio a fin. Permitir que este personaje manipulador guíe la opinión y la visión de nuestros lectores hasta que, justo al final, se descubra toda la verdad.

Existen cinco tipos de narradores poco fiables: el Pícaro, el Loco, el Payaso, el Ingenuo y el Mentiroso. Veamos las características de cada uno:

  • El Pícaro. Se trata de un narrador fanfarrón y exagerado. Busca llamar la atención sobre sí mismo, pero manipulando esta visión para parecer una persona mejor.
  • El Loco. Se trata de un narrador que padece una disociación post-traumática, despersonalización o alguna enfermedad mental grave como la esquizofrenia o paranoia.
  • El Payaso. Se trata de un narrador que no se toma las cosas en serio, juega con las convenciones, la verdad y las expectativas del lector.
  • El Ingenuo. Se trata de narrador cuya percepción es inmadura o limitada desde su punto de vista, ya sea porque se trata de un niño o una persona adulta ingenua.
  • El Mentiroso. Se trata de un narrador maduro que deliberadamente se tergiversa a sí mismo, a menudo para ocultar su conducta pasada.

Como puedes ver, se trata de un narrador que da muchísimo juego y con el que se puede experimentar mucho en cuanto al desarrollo de la trama y la tensión dramática.

2. ¿Cómo puedes emplear un narrador poco fiable?

Y esta es la pregunta difícil. Este tipo de narrador es uno de los más difíciles de conseguir porque manipula el tratamiento de la información, necesitas trabajar muy bien la voz del personaje y, al mismo tiempo, ser coherente en tu narración, a pesar de las mentiras.

Nunca he trabajado con este tipo de narrador, pero estoy planteándome hacerlo con el nuevo proyecto que tengo entre manos. Por eso, he ideado una lista de pasos a seguir para poder trabajarlo correctamente. Recuerda que es algo que pienso e ideo para mí misma, puede ser aplicable a tu forma de trabajar o puede no serlo. Sea como fuere, espero que pueda ayudarte a trabajar este narrador.

Recuerda, la tarea titánica de escribir un libro se puede dividir en pequeñas partes en las cuales se puede trabajar por objetivos. De eso ya hablamos en una entrada anterior, por lo que paso directamente a analizar en qué elementos debes fijarte para trabajar bien, o lo mejor que puedas, este narrador.

2.1. Tener clara la historia

Parecerá una obviedad, pero antes de empezar a trabajar con el narrador, debes tener clara la historia que quieres trabajar. Recuerda que, seas brújula o mapa, necesitas un esquema general de lo que quieres contar y lo que pasará en tu historia.

Esto será imprescindible porque necesitas distinguir la realidad de la narración; es decir, distinguir lo que sucede de verdad en tu historia a lo que cuenta tu narrador.

2.2. Comprobar varios puntos de vista

Una vez tengas clara la historia, tendrás que trabajar con los personajes. Un ejercicio muy interesante para decidir qué narrador poco fiable emplearás es comprobar los varios puntos de vista que puedes emplear. ¿Cómo explicaría la historia el personaje X? ¿Cómo lo haría Y?

De esta forma, conocerás mejor a tus personajes y podrás decidir cuál de ellos es más interesante para trabajarlo como un narrador poco fiable. ¿Emplearás al fanfarrón del grupo? ¿O te resultará más interesante hacerlo desde el punto de vista del timador de turno?

2.3. Tener clara la intención del personaje

Algo imprescindible para cualquier novela es tener muy claros los objetivos de tus personajes para trabajarlos en profundidad. Esto se convierte en algo vital cuando estás desarrollando un narrador poco fiable.

Debes plantearte varias preguntas, pero las dos más importantes son qué desea tu narrador y por qué. Esto te ayudará a trazar con mayor profundidad lo que vaya a desarrollarse en la trama y te ayudará, también, a saber a qué situaciones les dará más importancia y cuáles ignorará.

2.4. Definir qué información manipulará, cómo y por qué

Ahora que tienes claro cómo es tu personaje y qué objetivo persigue, es el momento de pensar en tu historia y en cómo la contará. Ten en cuenta qué información manipulará, cómo lo hará y por qué.

Un ejercicio para trabajar este aspecto es realizar un resumen objetivo de lo que sucede en orden cronológico y, a continuación, hacer el resumen de lo que sucederá desde el punto de vista de tu personaje. De esta forma, podrás percibir enseguida los cambios que introducirá. Solo tendrás que justificar por qué lo hace y revisar.

2.5. Trabajar la escaleta con todo en mente y escribir

Ahora ya lo tienes claro. Tienes un resumen general de tu historia y sabes qué, cómo y por qué manipulará tu narrador. Solo toca sentarse, trabajar en tu escaleta y, cuando lo tengas todo listo, ponerte a escribir.

En este punto, no te agobies: si es la primera vez que usas este narrador, te equivocarás y cometerás errores. Pero recuerda que de la práctica todo el mundo aprende y lo bueno de equivocarse es, justamente, volverse a levantar un poquito más sabio.

-&-

Y eso es todo por hoy. Este narrador es uno de lo más complicados de trabajar, pero también uno de los más llamativos. Recuerda que salir de tu zona de confort siempre es complicado, pero también muy enriquecedor.

Cuéntame, ¿has usado alguna vez un narrador poco fiable?

 

Suscríbete a mi newsletter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here