iVooxSpotifyGoogle PodcastsiTunesRSS
Plataformas donde puedes escucharlo

Parece que en este podcast pasamos de drama a drama y tiro porque me toca. Hace un tiempo te presenté la historia de Eros y Psique, un romance que tuvo que superar grandes impedimentos y con un bonito final feliz. Pero, dentro del imaginario medieval, hemos hablado sobre la tragedia de Tristán e Isolda, un romance condenado a la muerte de los personajes. Y hoy te vengo a contar una historia muy parecida, el romance entre Lancelot y Ginebra. Una relación adúltera que conseguirá acabar con el mismísimo Arturo y la corte de Camelot.

1. ¿Quién es Ginebra?

Como ya te conté en el anterior capítulo sobre el rey Arturo, Ginebra es su esposa y, por lo tanto, reina de Camelot. Dentro del imaginario bretón, de hecho, Ginebra se convierte en la representación o el símbolo del estado del reino. Es por eso que su relación adúltera con Lancelot será tan importante para el desenlace de la leyenda artúrica.

La Reina Ginebra en peregrinación por John Collier.

Ginebra es hija del rey Leodegrance de Cameliard, y es la única familia conocida de la reina. En algunas versiones, se menciona a un hermano y una hermana que actúan como antagonistas de la historia, pero no son recurrentes en la mayoría de historias. En la tradición galesa aparece un hermana, llamada Gwenhyvach, y entre ambas abunda la enemistad. En cuanto a la madre de Ginebra, no conocemos su nombre, aunque sí que es mencionada, en ocasiones como personaje vivo; en otras, como ya difunta.

Por otro lado, en versiones más fieles a la historia, especialmente en la Historia Regum Britanniae de Godofredo de Monmouth, su padre no es Leodegrance. En este texto, se cuenta que desciende de una familia noble romana, siendo pupila de Cador, Duque de Cornualles. De hecho, la versión de Monmouth es la que más difiere del mito medieval, pues cuenta como Arturo deja a Ginebra al cuidado de Mordred mientras viaja a enfrentarse contra el procurador romano. En su ausencia, su sobrino-hijo seduce a su tía, se declara rey y la toma como esposa.

Otro familiar de la reina será sir Guiomar, un primo o sobrino suyo, depende la versión. Su cuñada Morgana mantendrá una relación con él hasta que la reina decida interponerse y hacerle salir de la corte. Motivo por el cual Morgana le guardará un gran rencor a la reina.

Según la gran inmensa mayoría de historias, Ginebra no concibe ninguna descendencia, muchas veces entendida esta infertilidad como un castigo divino por el adulterio cometido. Solo existen dos excepciones en cuanto a esta visión. La primera aparece en el Perlesvaus, antiguo romance artúrico del s. XIII. En este texto, se nombra a Loholt como hijo de Ginebra, aunque en las fuentes posteriores se lo menciona como uno de los hijos ilegítimos de Arturo. La segunda excepción es un poema del s. XV titulado Morte Arthure. En este texto, Ginebra se convierte, en contra de su voluntad, en la esposa de Mordred, hijo bastardo de Arturo, con el que acaba teniendo dos hijos.

En lo que se refiere al retrato de la reina, hay muchas versiones, que dependerán, en gran medida, de la visión del autor. En los primeros romances, se la suele mostrar desde un punto de vista desfavorable, mientras que los autores posteriores fueron profundizando en su caracterización.

Fue Chrétien de Troyes el primero en elaborar un papel mayor para este personaje que no fuera, simplemente el de esposa de Arturo. Esto se debe a la solicitud que le hizo su público, especialmente insistente fue la condesa María de Champaña. Esto puede verse en un roman muy concreto: Lancelot, el Caballero de la Carreta. ¿Quieres leer este roman en concreto? En Twitch estoy organizando unas lecturas en voz alta y es muy posible que empiece con estas novelitas medievales.

2. ¿Quién es Lancelot?

Lancelot del Lago, también llamado Lanzarote en castellano, es uno de los caballeros de la Mesa Redonda, cuyas historias pertenecen al ciclo artúrico. Se trató de uno de los caballeros más fieles al Rey Arturo y jugó un papel muy importante en varias de las victorias del rey. A pesar de todo ello, se enamoró de Ginebra, la reina, y provocó el fin de su reinado.

Se trata de unos de los personajes que participará en más historias o, tal vez, del que nos han llegado más historias conservadas. Su popularidad lo ha hecho tema de poemas, cuentos, obras teatrales y películas como una de las figuras más relevantes dentro de la materia de Bretaña. Las fuentes principales que describen su trayectoria son:

¿Pero quién son los padres de Lacelot? Su padre es el rey Ban de Benwick y su madre fue Elaine de Benwick. Por ello, el rey Bors es tío suyo y sir Bors y sin Lionel son sus primos. Pero, a pesar de todo ello, el personaje que más le influenciará será la Dama del Lago.

Miniatura medieval: Lancelot enfrentándose a otro caballero

Los reyes, junto al joven príncipe, huyen para salvar sus vidas y, en esta carrera, dejan un momento a su retoño en el campo. Por entonces, era nombrado Galahad. Justo en ese momento, aparece Niue-Vivian, la Dama del Lago, que raptó al niño y lo crio como propio, adquiriendo un nuevo nombre: Lanzarote del Lago.

Según las costumbres de esos tiempos, con quince años el joven Lancelot sale a recorrer el mundo, sin conocer su auténtica estirpe real. Viajará junto a Arturo para ser nombrado, a través de la influencia de su madre adoptiva, Caballero de la Mesa Redonda.

Vivirá innumerables aventuras y llevará a cabo grandes hazañas y proezas. Conquistará las fuerzas del mal en un castillo llamado Guardia Dolorosa, al que renombrará como Guardia Gozosa. Ayudará a Arturo a sofocar revueltas en su contra y asentará su poder como rey. Salvará a numerosas damas de diferentes peligros y ayudará a sir Tristán a esconder a su amada, la princesa Isolda. También formará parte del séquito encargado de la búsqueda del Santo Grial.

En una de sus aventuras mas famosas, Lancelot escuchará el rumor de una doncella que vive cautiva en un castillo y se propone rescatarla. Lo logra y saca del castillo a una joven de una belleza incomprable, que resultó ser Elaine, hija del rey Pelles. Ella se enamorará del joven, pero el caballero había hecho voto de castidad en honor a su reina y por su lealtad al rey. Pero Elaine no cesa en su empeño y recurre a Morgana, quien le ofrece un hechizo para llevar a Lancelot a su cuarto y pasar la noche con él. Cuando queda libre del conjuro, Lancerot abandona a Elaine, aunque unos meses después llega hasta él la noticia que ha dado a luz a un niño, nombrado con el primer nombre de Lancelot: Galahad. La reacción de la reina al enterarse de lo que cree una traición no tiene desperdicio.

3. La historia de amor entre Ginebra y Lancelot

3.1. Ginebra, Arturo y Lancelot

Si escuchaste la historia de Tristán e Isolda, la historia entre Ginebra y Lancelot empieza más o menos de la misma forma: Arturo envía a su caballero más fiel, Lancelot, a ir en busca de su futura esposa, Ginebra. En el viaje, dama y caballero se enamorarán. Sin embargo, al llegar a Cornualles, Ginebra se casará con Arturo y se convertirá en reina.

La relación entre Ginebra y Lancelot seguirá el esquema tan popular de la época del amor cortés. Se trataba de un tipo de relación, la mayoría de las veces ficticia, entre un hombre soltero y una mujer casada. El primero, en la mayoría de los casos era trovador y autor de poemas de amor, seguía las normas del amor. En el ámbito del roman y de las historias del ciclo artúrico, en lugar de trovador, será un caballero. Idealmente, esta relación era platónica y debía pasar por diferentes fases antes del encuentro físico entre los amantes.

  • El fenhedor es aquel amante tímido que aún esconde sus sentimientos por temor a la reacción a la dama.
  • El pregador los manifiesta abiertamente y le pide a la dama que acepte su cortejo y posterior relación romántica.
  • El entendedor es aquel al que su dama ya le ha entregado una prenda y se convierte en un amigo de confianza, con el que establece una relación romántica, pero aún no sexual.
  • El drutz es aquel que ha sido aceptado totalmente por la dama, pues le ha invitado a pasar la noche con ella.

Lancelot y Ginebra irán pasando por todas estas fases, entendiendo su relación de amor como una de vasallaje en la que Lancelot debería servir a su dama y, por ello, hace un voto de castidad.

3.2. Consecuencias del adulterio

Como he comentado más arriba, Morgana no estaba demasiado contenta con Ginebra y será quien va a desvelar la relación adúltera a Arturo. La reacción del rey es muy dramática: condena a la reina a la hoguera y destierra para siempre a Lancelot.

La muerte de Ginebra de Wyeth (1922)

El caballero regresará a Camelot para salvar a la reina y llevársela con él en su destierro. Para ello, tendrá que enfrentarse a algunos de los Caballeros de la Mesa Redonda, matando a la mayoría. Es por ese motivo por el que el rey marchará tras ellos, para recuperar a su esposa y castigar todas estas muertes.

Tal y como habíamos visto en el capítulo dedicado al rey Arturo, Modred, su hijo-sobrino, usurpará el trono y, en la lucha que se viene para recuperarlo, el padre matará el hijo y quedará gravemente herido.

Ginebra, enterada de la muerte de su esposo, y seguramente atormentada por todo lo que ha provocado su relación adúltera, decide ingresar en un convento. En él, se despide de su amante, siendo esta la última vez que se vean.

Lancelot tiene un final parecido, pues decide convertirse en ermitaño hasta el final de sus días. Solo sale de este estado cuando se entera, seis semanas después, de la muerte de Ginebra. Viajará hasta el convento y llevará su cuerpo hasta la tumba de su marido.

Se cuenta que el amor entre ambos nunca menguó y que se amaron hasta el último de sus días, por mucho que su relación estaba condenada a convertirse en tragedia y en el fin del reinado y la vida de Arturo.


Y eso es todo por hoy. Después de hablarte del rey Arturo y el marco general de la materia de Bretaña, sentía que debía explicarte la historia de amor entre Lancelot y Ginebra. No sé si la conocías, o si habías oído hablar de ella, pero es de esas leyendas medievales que más me gustan.

Cuéntame, ¿conocías la historia de amor entre Lancelot y Ginebra?



Suscríbete a mi newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.