Plataformas donde puedes escucharlo

Hace un par de episodios empezamos a tratar el mito de sucesión por excelencia, ese que nos explica cómo el trono de los dioses griegos va pasando generación tras generación. Empezamos hablando del origen del mundo y del mito de Urano y Gea. Hoy nos centraremos en los hijos de Cronos y Rea.

1. La profecía de Urano y el nacimiento de Zeus

Si recuerdas el final del último mito, Urano había advertido a Cronos diciéndole que sería uno de sus hijos quién le destronaría. Podría entenderse cómo una profecía o, incluso, como una maldición, ya que Cronos sufrirá el mismo destino que él había provocado a su propio padre.

Saturno devorando a sus hijos de Rubens

Cronos tomará como esposa a su hermana Rea y con ella tendrá seis hijos: Hestia, Deméter, Hera, Hades, Poseidón y Zeus. Sin embargo, el miedo que le provocaba la profecía de su padre, le había llevado a comerse a sus hijos nada más nacer. Como simple curiosidad, este mito da nombre a un síndrome que en psicología hace referencia a este miedo a ser derrotado por un subordinado (hijo, empleado, etc).

Esta situación, como es lógico, hacía sufrir muchísimo a Rea. De hecho, podríamos verle muchísimo paralelismos al sufrimiento de su madre (Gea). Por este motivo, va a ella en busca de ayuda y consejo cuando está embarazada del que será su último hijo, Zeus. Gea ayuda a su hija y esconderá al pequeño en la isla de Creta. Para ocultar el engaño, Rea le ofrece a su marido una gran piedra envuelta en pañales y este se lo traga. Parece ser que los bebés tienen el mismo sabor que las piedras.

En Creta Zeus será criado por Amaltea, una ninfa o una cabra dependiendo de la versión. Crecerá con el deseo imperioso de vengar a sus hermanos y derrotar a su padre. Con la ayuda de Metis, la diosa de la sabiduría astuta, le hace beber una pócima que le provoca el vómito. Así, nacerán por segunda vez sus hermanos, en el orden inverso del que los había tragado su padre.

2. Titanomaquia

Es en este punto en el que se inicia una etapa oscura de luchas constantes entre los Titanes y los que serán los futuros dioses olímpicos. El resultado, de hecho, ya lo sabes. Zeus y sus hermanos conseguirán vencer a los dioses antiguos y se harán con el trono divino.

Zeus de Esmirna

Sobre este episodio de la mitología griega hemos perdido la fuente original y contamos con varias versiones diferentes de algunos episodios de este acontecimiento. Hesíodo se limita a explicar solo los acontecimientos más destacados, por eso debemos recurrir a Apolodoro para conocer algunos detalles más significativos. Ten en cuenta, por lo tanto, que lo que te explico a continuación está basado en su versión. En otras palabras: encontrarás otras versiones e interpretaciones diferentes a la suya.

Según Apolodoro, después de que Cronos venciera a su padre y liberara a todos sus hermanos, decidió volver a encerrar en el interior de Gea a los Cíclopes y a los Hecatonquiros (o Centímanos) y engullir a sus hijos. Zeus, tras diez años de lucha contra los Titanes, escuchó la profecía de Gea que le decía que debía servirse de la ayuda de los monstruos encerrados en su interior.

Así, los Cíclopes agradecieron su libertad entregándole a Zeus el que se convertiría en su símbolo: el rayo. También la ofrecieron el tridente a Poseidón y a Hades un gorro que lo hacía invisible. Con estos instrumentos y la ayuda de los monstruos, los hijos de Cronos y Rea lograron vencer a los Titanes.

El castigo de los Titanes será el que permanecer encerrados en el Tártaro y custodiados por los Hecatonquiros. No obstante, es cierto que encontramos muchos mitos en los que algunos Titanes interactúan y vagan por el mundo superior: Mnemósina como amante de Zeus, Océano como fuerza elemental o los propios Cronos y Rea, pues seguían siendo venerados por los mortales.

3. La decadencia de la humanidad

¿Y cómo afectaba todo esto a los simples mortales? Si bien es cierto que después de toda esta explicación puede parecer que Cronos era todo un tirano, no se tiene esa imagen de su gobierno. Con el destierro de Cronos se inicia la decadencia de la humanidad que la mayoría de autores de la época dividía en cuatro: oro, plata, bronce y hierro.

La edad de oro era la que sobrevino a la humanidad cuando reinaba Cronos. Los seres no mortales vivían vidas largas y felices. No existía violencia alguna y se podía convivir en paz sin necesidad de ninguna ley. De hecho, no se necesitaba trabajar para conseguir alimento, ya que la naturaleza ofrecía todo lo que se necesitara. Al morir este primer pueblo, se convierten en espíritus benefactores (daimones) que vagan por la tierra ayudando a los mortales.

La edad de plata se inicia con Zeus. En esta ocasión, la humanidad es inferior tanto en cuerpo como en espíritu. Los individuos dedicaban sus primeros 100 años de vida a vivir junto a su madre y no hasta ese momento que maduraban y se separaban de ella. Esto (a lo que cabría darle una vuelta por su interpretación) provoca que sean estúpidos e incapaces de evitar la violencia. Zeus los acaba desterrando y convirtiendo en espíritus que vagarán por el mundo subterráneo.

La edad de bronce crea una sociedad basada en la guerra y en la violencia, se destaca de ellos que todo lo hacen en bronce. Acaba pereciendo por toda la violencia que le rodea.

Entre la edad de bronce y la siguiente, Hesíodo se toma la licencia de crear un punto intermedio: la edad de los héroes. En esta, incluirá a todos los grandes héroes de las leyendas más famosas. Esto lo hace porque no podía incluir semejantes personalidades dentro de una edad como la del hierro.

La última edad será la nuestra, la edad de hierro. Se trata de un momento en el que los mortales deben trabajar duro y sufrir muchas penas. Se dice y se cree que cada vez serán peores hasta que Zeus acabe destruyendo también a esta raza y dé comienzo la siguiente.


Eso es todo por hoy. Ya sabes cómo nacieron los hijos de Cronos y Rea, y cómo su nacimiento afectó a toda la humanidad. Pero, como te dije en el episodio dedicado al mito de Urano y Gea, este mito de sucesión se divide en tres actos, puesto que la maldición de Urano recaerá también en Zeus. El primero de sus hijos le destronará, ¿conoces su historia?

Cuéntame, ¿conocías esta historia?


Suscríbete a mi newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *