Plataformas donde puedes escucharlo

Hemos hablado de varios de los dioses más importantes del imaginario griego, Zeus y alguno de sus hermanos. Entre ellos, Poseidón. Cuando te hablé de él, como un Zeus en los mares, también te conté que su fama era la misma que la del dios del trueno. Engendró muchos hijos y, en la mayoría de ocasiones, siguiendo las mismas tretas que su hermano. Hoy te voy a contar el mito de Medusa, una mujer que fue castigada por haber sido violada por el diosa de los mares.

1. Grayas y Gorgonas, hijas monstruosas de Forcis y Ceto

Forcis, uno de los tres hijos de Ponto, titán del mar, desposó a su hermana Ceto, una titánide marina monstruosa, y fundaron una célebre familia de monstruos. De todas sus hijas y nietos, hoy te hablaré de dos muy concretas: Las Grayas y las Gorgonas, cuyos mitos están entrecruzados.

Medusa de Caravaggio

Grayas significa, literalmente, «viejas». Sin embargo, se tratan unas hermanas que nacieron con el pelo blanco. Aunque no aparece en la literatura clásica referencia a que sean viejas y decrépitas, es así como se las suele representar en el arte posterior. Originalmente, eran dos (Penfredo y Enio), pero se les añadió una tercera hermana, Dino o Perso, depende de la versión. Además de representarlas como tres ancianas, se creía que compartían un solo ojo y un solo diente, que compartían para poder ver y comer. Seguro que te suenan de la película de Hércules de Disney, pero ¡cuidado! su función no es la de las hiladoras del destino (Moiras), sino que eran las centinelas de las Gorgonas y velaban por su bienestar, aunque lograron ser engañadas y manipuladas por Perseo.

La Gorgonas, que también eran tres, se llamaban Esteno, Euríale y Medusa. Aunque los autores no se ponen de acuerdo, vivían en un lugar de difícil acceso, seguramente en medio del océano y cerca del de las Grayas. Se tratan de monstruos horribles: sus cabezas estaban coronadas de serpientes y tenían dientes que inspiraban terror, incluso descritos como de jabalí. Pero lo más peligroso de ellas era que podían petrificar a cualquiera que se atreviera a mirarlas a los ojos.

Esta, sin embargo, es una de las versiones sobre cómo las gorgonas se convirtieron en lo que son: monstruos, pues son hijas de una monstruo. Pero hay una segunda opción con una carga narrativa mucho más interesante.

2. Medusa, castigada y decapitada por haber sido violada

Por otro lado, tenemos el mito que nos explica Eurípides en su obra titulada Ion. En ella, nos encontramos una trama mucho más elaborada donde lo que es Medusa es provocado por un castigo y una maldición.

Durante la batalla entre dioses y Gigantes, Gea dio a luz a las gorgonas para entregar a las filas de los Gigantes un terrible aliado, ya que estos eran también sus hijos. Medusa, a diferencia de sus hermanas, había nacido mortal y con una belleza extraordinaria. Poseidón, que ya hemos visto que tenía una relación muy tóxica con su sobrina Atenea, decidió seducir a Medusa y violarla en el templo de la diosa.

Esto hizo enfurecer por partida doble a la diosa. Por un lado, Poseidón estaba «confraternizando» con el enemigo y, por otro, como una de las diosas de la castidad, no podía permitir que actos como ese se acometieran bajo su dominio. ¿Castigó de alguna forma a Poseidón? No, para nada. Castigó y sentenció a Medusa a ser convertida en un monstruo. Una mujer cuyos cabellos se convirtieron en serpientes y que convertía en piedra a cualquiera que osara mirarla directamente a los ojos.

En otro mito, el del héroe Perseo, se explica como este le da muerte gracias a la ayuda de diferentes dioses. El poder, o, mejor dicho, la maldición de Medusa, es tan poderosa que seguirá causando ciertos efectos tras su muerte. Se empleará su cabeza, ya cortada, para petrificar a los enemigos. Incluso su sangre y sus cabellos tendrán poderes que emplearán en diferentes mitos e historias.

Es Atenea la causante de esto por varios motivos, más de carácter de verosimilitud dentro de la historia mitológica, ya que es su escudo el que porta la cabeza de Medusa y que emplea para derrotar a sus enemigos. De hecho, Atenea se ve implicada de forma directa en la mayoría de historias alrededor de los elementos de Medusa (cabeza, sangre y cabellos), convirtiéndose así en uno de los elementos fundamentales de la diosa, que solo cederá ante ciertos héroes, como el mismo Perseo.

3. Reinterpretación modernas del mito de Medusa

Es inevitable alarmarnos al echar la vista atrás y encontrarnos historias, por muy mitológicas que sean, que culpabilicen y castiguen a la víctima de una violación. Pero es el caso de la historia de Medusa. Que nos fascine la literatura clásica y la mitología grecolatina no nos exime de poder ser críticos con las historias que consumimos y compartimos con el mundo.

Perseo y Medusa de Doc Senith

Por ese motivo, creo que es muy importante poder ofrecerle una mirada diferente a este mito. Darle la voz a Medusa, que pueda expresar su historia e, incluso, por qué no, hacer un retelling dejando claro quiénes son los verdaderos responsables de su desgracia.

Es más, si escribes, te animo a jugar con este mito y crees tus versiones. De hecho, me parece un tema muy jugoso al que se le puede sacar mucho partido. Por un lado, tienes una trama de base con la que puedes jugar: el origen de Medusa, la violación y posterior castigo, su vida sobrellevando esto y su asesinato. Puedes seguirlo, o puedes darle la vuelta. ¿Tal vez explicar cómo participó en la guerra entre dioses y gigantes? ¿Tal vez darle la vuelta al mito de Perseo?

Incluso creo que es interesante este mito por los poderes de Medusa. Un personaje incapaz de mirar a nadie, pues si lo hace lo petrifica y acaba con su vida. ¿No te resulta super llamativo elaborar la historia de alguien con semejante maldición?


Y eso es todo por hoy. Recuerda que la mitología cuenta la historia de muchos personajes del imaginario clásico, pero no siempre escuchamos todas las versiones. El mito de Medusa es un buen ejemplo de eso, pues no deja de ser la historia de una mujer a la que castigaron por haber sido violada.

Cuéntame, ¿conocías el mito de Medusa?


Suscríbete a mi newsletter

2 comentarios sobre “El mito de Medusa”

  1. Uhm…. yo lo tenía leido que había sido en templo de Atenea. Que de hecho ella y sus hermanas (castigadas del mismo modo por haber permitido el hecho, Gorgonas todas) eran sacerdotisas de esta diosa. Aquí además entraría el tema de la terrible rivalidad entre Atenea y Poseidon (que se refleja en luchas para ser la deidad principal de ciertas ciudades)… ¿cómo lo ves?

  2. También, es otra de las versiones. Incluso he leído que fue Afrodita, celosa de su belleza.

    He escogido una de las versiones para centrarme en la trama principal del mito, pero hay muchísimas versiones. La que comentas creo que es la que tiene más fuerza o, al menos, mejor relación con la relación general de los dioses.

    ¡Gracias por pasarte y comentar! ^^

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *